Buena Práctica

Buena práctica. Es un conjunto de actividades, estrategias y metodologías que cambian la actividad cotidiana de la enseñanza y promueven el logro de aprendizajes de calidad de todos los estudiantes, y que tienen un alto potencial de replicarse y diversificarse.

Por ejemplo, una buena práctica bastante extendida a nivel de los primeros grados de primaria para incentivar la lectura en los más pequeños, es el de acondicionar espacios de lectura con ejemplares de lectura que sean de interés de los niños y niñas.

Asimismo, estos espacios dentro de la escuela buscan extenderse hacia los mismos hogares, con el fin de que sigan practicando la lectura de textos, por lo cual existe un involucramiento de los padres.

Los resultados son bastante alentadores en relación a la lectura y comprensión de texto de los niños y niñas.

Para tener en cuenta:
Una buena práctica tiene ya un tiempo de desarrollo en el escenario educativo nacional o internacional, con evaluaciones que demuestran su funcionamiento.

Por ello resulta importante la capacidad de investigación que tengan los profesores en identificarla y aplicarla en su contexto.