"Año de la lucha contra la corrupción e impunidad"

Docente de Carabayllo comenta su proyecto de innovación pedagógica: Jugando con mi cuerpo aprendo matemáticas

Directora Nancy Sullivan Pantoja en la ceremonia de premiación en Carabayllo

Una de las propuestas creativas que fue premiada en el concurso “Jugando Aprendo, organizado por el Fondo Nacional de Desarrollo de la Educación Peruana – FONDEP, fue el proyecto “Jugando con mi cuerpo aprendo Matemáticas”.

La directora de la Institución Educativa 315 Santa Isabel – Carabayllo, Nancy Sullivan Pantoja Cadillo precisó que el proyecto surge después de verificar que en los niños hay ciertas limitaciones en su psicomotricidad, lo que se refleja también en el desarrollo de las habilidades para comprender y tener mejor criterio en las matemáticas.

Con este proyecto mejoraremos las actividades académicas mediante innovaciones que vamos aplicar en diferentes etapas del proceso de aprendizaje de niños y niñas. “Esperamos lograr que al concluirlo en el 2014, los niños puedan desarrollar capacidades matemáticas mediante el dominio de su cuerpo, de la psicomotricidad y de las experiencias directas de su entorno, agregó la funcionaria educativa.

Precisó, que el factor tiempo se convirtió en una de las dificultades para desarrollar el proyecto, porque algunas maestras no tenían la posibilidad de involucrarse plenamente con él.

Al opinar sobre la importancia de la innovación pedagógica para mejorar los aprendizajes, puntualizó: “Nos ha permitido que podamos dar a conocer esta preocupación de querer mejorar en nuestras escuelas y elevar la calidad educativa. Puedo decir que es una oportunidad de hacer público nuestro trabajo diario.

De otro lado, destacó lo dicho por el viceministro de Gestión Pedagógico Martín Vegas, quien señaló que los proyectos ganadores podrían ser utilizados y replicados en otras escuelas de nivel Inicial del país. “Es muy interesante. Creo que hay un compromiso de las autoridades del Ministerio de Educación. Nuestros trabajos no deben dormirse en las instituciones, deben reflejarse a nivel nacional y si es posible a nivel mundial. Creo que las maestras sí podemos, desde los lugares más alejados; nuestro servicio de vocación es mejorar la calidad a través de nuestros niños, pues ellos son la razón de existir en nuestra profesión”, concluyó.

Prensa MED

¡Compartiendo innovación!

Comentarios cerrados.